Implantar un sistema MES, significa poder visualizar el estado de toda la planta de producción en tiempo real. Además, te permite controlar y analizar todas las operaciones de producción y mejorar la calidad de la pieza y la productividad de la máquina, a parte de ayudarte en la toma de decisiones basada en datos reales y fiables, para la mejora continua.

En este artículo, os queremos mostrar los pasos necesarios para implantar Smartmon con éxito, un ejemplo de plataforma para el control de producción en tiempo real.

LOS 5 PASOS PARA IMPLANTAR SMARTMON CON ÉXITO

Cuando se elige la plataforma MES-OEE Smartmon, antes de tenerla funcionando en la fábrica o planta, se ha de realizar una serie de pasos estructurados, para asegurar la correcta implantación de esta, desde la evaluación de necesidades hasta la puesta en marcha y la optimización continua.

Veamos cuales son estos pasos a seguir:

Paso 1. Análisis de los métodos de trabajo

Antes de empezar con la implantación, se ha de conocer en detalle el funcionamiento y las necesidades de la fábrica y del cliente potencial. Por ello, se contacta con el cliente potencial y se realiza una visita a sus instalaciones o bien, una videoconferencia. En este primer contacto, se muestran las funcionalidades que dispone el sistema MES y se analiza cómo encaja este con el sistema actual de la fábrica.

Por ello, es muy importante:

  • Comprender el proceso actual de producción: Conocer como se realizan los procesos de fabricación, como están organizados para poder ver si el sistema MES se podrá adaptar o no a estos métodos de trabajo.
  • Establecer objetivos claros: Es crucial establecer cuales son los objetivos que se quieren conseguir. De esta forma, se puede establecer una pauta de acciones y medir el progreso del proyecto.

Este paso no suele ser muy extenso ya que los técnicos de Smartmon disponen de una extensa experiencia con todo tipo de máquinas.

Paso 2. Prueba piloto (DEMO)

Una vez se ha realizado el estudio de la planta de producción y se han establecido los objetivos, es posible realizar una demostración controlada y limitada del sistema en un entorno real pero en una escala reducida. Normalmente se realiza una pequeña instalación provisional para una máquina durante un periodo establecido de forma gratuita y sin ningún compromiso.

Dos operarios sosteniendo un tablet visualizando estado de fábrica tras implantar un sistema MES.

Mediante esta prueba piloto se espera que el cliente potencial pueda:

  • Validar el sistema MES: Permite al cliente potencial valorar y validar las funcionalidades y la eficiencia de la herramienta en un entorno operativo real. Esto ayuda a identificar posibles problemas antes de realizar una implantación a gran escala.
  • Identificar problemas de compatibilidad: Durante esta prueba piloto pueden encontrarse y resolverse problemas que no se habían contemplado en el paso previo de estudio y análisis de los métodos de trabajo.
  • Evaluar la plataforma: Permite evaluar el rendimiento del sistema en términos de eficiencia, precisión y capacidad de manejar las operaciones en tiempo real.
  • Ajustar y personalizar: Es posible realizar algún ajuste o pequeña modificación para personalizar el sistema según las necesidades de la empresa.
  • Formar y familiarizarse: Con esta prueba piloto se puede empezar a utilizar la plataforma de forma controlada y con menos riesgos. Realizar una formación básica a los responsables para que puedan empezar a familiarizarse con la metodología de trabajo del sistema y facilitar también la transición a la implantación a gran escala.
  • Minimizar riesgos: Al realizar la prueba piloto en un entorno controlado, si surge algún problema, es más fácil y rápido solucionarlo cuando este no ocurre a gran escala.

Paso 3. Reportes de datos de producción

Durante la realización de la prueba piloto ya es posible obtener datos de producción relevantes. Los datos más importantes adquiridos son:

  • Cantidad de producto fabricado
  • Tiempos de inactividad y sus razones
  • Índice de rendimiento y de disponibilidad
  • Número de piezas defectuosas, el motivo y la frecuencia de estas
  • Índice de calidad de la máquina

Con ello, se conoce la eficiencia actual de la máquina, el rendimiento global del equipo, el OEE. Además de obtener otros datos como las entradas y salidas de los operarios y tiempos de trabajo. Mediante el módulo de reportes que dispone Smartmon y toda esta información, es posible empezar a analizar cuellos de botella y otros problemas.

Con una prueba piloto, el cliente potencial ya es capaz de ver cómo está su máquina y puede realizar mejoras correctivas. ¡Imagínate lo que se podría conseguir con una implantación a gran escala!

Se muestran dos personas delante de una pantalla tras implantar un sistema MES. En este ejemplo es Smartmon, plataforma MES para el control de la producción en tiempo real.

Paso 4. Implantación a gran escala

Transcurrido el periodo de prueba, si el cliente potencial encuentra adecuada la herramienta y esta cumple con las necesidades de la fábrica, se procede a la implantación a gran escala. Es decir, a la ampliación de forma completa del sistema MES al resto de la fábrica.

Este proceso se ha de realizar de forma controlada y planificada, estableciendo las fases a seguir. Estas fases pueden variar en función de las necesidades y requisitos de la empresa, por lo que los tiempos para implantar el sistema MES pueden variar.

En este paso, se realiza una formación más extensa y personal a los responsables y operarios que utilizarán este sistema.

Una vez se ha realizado este paso, el cliente ya puede ver desde su ordenador o dispositivo, el estado de la fábrica de un solo vistazo obteniendo así una gran cantidad de información ordenada y guardada de tal forma que posteriormente pueda consultar de forma rápida y fiable.

Diagrama de conexión de Smartmon con las diferentes máquinas manuales y automáticas de una fábrica tras implantar un sistema MES

Paso 5. Monitorización y optimización continua

Como último paso, se monitoriza y optimiza la eficiencia de la planta, realizando continuas mejoras para alcanzar el máximo potencial de la fábrica.

Algunos puntos clave a tener en cuenta en este paso son:

  • Obtención de Indicadores Clave de Rendimiento (KPIs): Esto es importante para realizar un seguimiento y cuantificar los resultados de la producción y localizar las zonas o áreas necesarias de mejora. Si quieres conocer más sobre estos KPIs, te invito a leer uno de nuestros anteriores artículos sobre los principales KPIs de producción.
  • Actualizar y mejorar el sistema: Mantener el sistema actualizado con las últimas mejoras proporcionadas por los técnicos de Smartmon.

La importancia de implantar un sistema MES

Implantar un sistema MES hoy en día es crucial para mejorar la eficiencia operativa, conseguir una mayor visibilidad y control de planta. Todo ello te lo contamos en nuestro anterior artículo.

Pasos para implantar un sistema MES

Con estos sencillos 5 pasos, es posible implantar SmartMon con éxito. El equipo de SmartMon posee más de 15 años de experiencia, en el desarrollo e implantación de este sistema MES-OEE en todo tipo de empresas y máquinas industriales.

Consulta aquí lo que dicen de él usuarios que ya lo han probado.

47dcda7c5e9cc5865701752697b919ea?s=96&d=mm&r=g

Sandra Monge

Product Engineer

Publicado el 23 octubre, 2023

Otros artículos que podrían interesarte: