Sobrecarga de información en el control de producción

Durante un proceso de producción, al querer realizar un buen control de éste, se genera y registra mucha información; miles de datos, infinitas señales de las máquinas, etc. Entonces, ¿Qué información se debería recoger? ¿Cuál es importante? Si no se conoce la respuesta correcta a estas preguntas y otras más que se mencionan en este artículo, difícilmente se podrá realizar un buen control de la producción y con ello, tener infoxicación. 

La infoxicación es, según la RAE:

Una palabra adecuada en español para referirse a una sobrecarga de información difícil de procesar.

Es normal pensar que, cuanta más información se recoja, se harán mejores tomas de decisión y mejor informado se estará, pero esto no es cierto. Reunir demasiada información, puede llevarnos a tomar malas decisiones o a no ver lo que de verdad se necesita ver, llegando a tener una sobrecarga de  información, infoxicación.

Para evitar esto, te damos la solución. 

SmartMon contra la infoxicación

Una forma fácil de evitar lo antes mencionado, es mediante SmartMon, un sistema MES-OEE, el cual recoge la información de forma precisa, gestiona dicha información y la almacena ordenada y de fácil consulta.

¿Qué información se debe recoger?

Se debe recoger únicamente, aquellos datos que nos den la información relevante sobre la producción; ordenes de fabricación, piezas fabricadas por la máquina y piezas rechazadas, paros de esta y entradas y salidas de los operarios.

A la hora de registrar los paros (por ejemplo), estos son muchos y almacenar toda esta información nos puede sobrecargar. Esto nos lleva a la siguiente pregunta:

¿Cómo se debe almacenar la información? 

Es necesario almacenar de forma correcta y ordenada toda esta información, se busca poder reducir el tamaño de ésta. Para ello, SmartMon agrupa aquella información que es semejante o con el mismo origen. Es decir, cuando se recogen los paros producidos, no es necesario especificar y registrar el motivo en concreto de cada paro, en vez de eso, se pueden agrupar por categorías y tener únicamente un total de 8-10 motivos de paro. Por ejemplo, se han producido 3 paros: paro por desplazamiento bobina, paro por rotura bobina, paro por centrado de bobina, estos 3 motivos de paro podrían agruparse como paro ajuste bobina. Otro ejemplo podría ser respecto a la merma o piezas defectuosas: soldadura defectuosa, poro en la soldadura y falta de soldadura, 3 datos que bien podrían recogerse como mal soldado.

Al recopilar tanta información, aunque se gestione y almacene de forma correcta, puede resultar complejo a la hora de visualizarla.

¿Cómo se debe tratar la información? 

Para poder gestionar correctamente la información recogida, es conveniente filtrar dicha información para visualizar únicamente lo necesario.

Por ejemplo, si se quiere visualizar los paros que afectan al OEE, producidos en la línea Q1 del 19-05-2021 al 20-05-2021, si se observa la información recogida referente a los paros de la producción, es complejo analizar lo que se está viendo:

Por ello, SmartMon permite seleccionar una franja de tiempo, cuantos paros se desean ver, una línea en concreto e incluso el tipo de paro, obteniendo un gráfico más detallado y ajustado a las necesidades del usuario:

¿A quién se ha de hacer llegar la información?

Es importante también, saber qué información ha de llegar a qué persona.

Por ejemplo, no sería adecuado hacer llegar al personal de recursos humanos el registro de paros, ¿Verdad? Por tanto, se deberían poner limitaciones en función del cargo del personal dentro de la empresa.

SmartMon gestiona y muestra la información que puedan visualizar los usuarios, en función del rol que tenga cada usuario. Dentro de este rol, se dan o quitan los permisos.

Para no infoxicaros, doy por finalizada esta explicación sobre la infoxicación en un proceso de producción y como evitarla.
Si y aun queréis saber un poco más sobre este tema, os invito a leer nuestro artículo sobre Digitalizar la producción de una fábrica.