A lo largo de nuestra experiencia, hemos visto que analizar el OEE no es tarea fácil. Para calcularlo, se ha de definir la velocidad teórica a la cual deberíamos fabricar un producto determinado, y esta velocidad depende de muchos factores, no nos podemos basar en una velocidad igual para todos. A la vez, tenemos que tener en cuenta la capacidad productiva de la máquina. ¿Entonces? ¡No hay un sólo tipo de OEE! ¿En cual se ha de basar el estudio para poder realizar los planes de mejora? Dicho de otra forma, ¿hacia qué proyecto o proyectos se debería destinar el presupuesto, teniendo en cuenta este OEE, para mejorar la situación de la fábrica?

En el artículo de hoy, nos gustaria contaros los dos tipos de OEE con los que nos podemos encontrar. De esta forma, se podrá conocer el OEE correcto de la fábrica y ayudar así en la toma de decisiones para los planes de mejora. ¿Empezamos?

El OEE

En anteriores artículos, hemos visto que el OEE (Overall Equipment Effectiveness o Eficacia Global de los Equipos Productivos) es un indicador porcentual que mide la eficiencia de la maquinaria o equipamiento industrial. Este indicador es clave para la mejora continua de las empresas. Para poder medir esta eficiencia y obtener así el OEE, se miden y analizan la disponibilidad, el rendimiento y la calidad de la máquina o equipo:

OEE (%) = Disponibilidad (%) x Rendimiento (%) x Calidad (%)

El rendimiento se calcula en base a la velocidad teórica, pero… ¿Qué velocidad se ha de tener en cuenta? ¿La velocidad nominal de la máquina o la del producto? 

Problemas de obtención del OEE

En muchos casos, el producto a fabricar necesita diferentes tiempos de ciclo, para asegurar una correcta calidad y por ello, la velocidad teórica de la máquina, muchas veces, no es la acertada para ese producto.

Pongamos algunos ejemplos:

  • Una máquina de inyección. Con un molde determinado, puede fabricar la misma pieza pero con diferente tipo de plástico. Por lo cual, el tiempo de enfriamiento, tiempo de inyección, etc., pueden variar.
  • Una máquina de soldadura. Dependiendo del producto que está fabricando, necesitará más o menos tiempo para realizar diferentes piezas.
  • Una máquina para llenado de líquidos. Dependiendo de la viscosidad y el volumen, el tiempo de ciclo variará sustancialmente de un producto a otro.

Máquina inyección

Por ello, disponemos de dos velocidades, la velocidad nominal de la máquina, calculando con ella el OEE nominal, o a velocidad del producto, obteniendo con esta el OEE productivo.

OEE NOMINAL VS OEE PRODUCTIVO

Imaginemos que hemos adquirido una máquina, la cual tiene una capacidad productiva de 4.920 unidades la hora, pero al fabricar un producto en concreto, este ha de ir a 4.367 unidades la hora. Para calcular el OEE, ¿Qué cogeríamos, la velocidad nominal o la velocidad productiva? Desde nuestro punto de vista se debería de considerar la velocidad nominal, ya que nos dará la capacidad real de la máquina.

Se han recogido valores reales y calculado ambos OEE’s. Veámoslo:

  • OEE PRODUCTIVO

El OEE productivo se calcula con la velocidad que está llevando la máquina en función del producto. Podríamos decir, la capacidad productiva del producto.

OEE real

En este ejemplo, la velocidad del producto debería de ser de 4.192 u/h y está siendo de 4.145 u/h, por tanto el rendimiento es del 98.86%. El OEE en este caso sería del 80%, un valor aceptable, la máquina funciona de forma eficiente.

  • OEE NOMINAL

El OEE nominal, en cambio, se calcula con la velocidad nominal, la velocidad de la máquina. Podríamos decir, la velocidad que ha de llevar la máquina según se especifica en el momento que se compra o adquiere, la capacidad de la máquina.

OEE nominal

En este otro caso, la velocidad nominal es de 4.920 u/h y la velocidad está siendo de 4.145 u/h, por tanto el rendimiento es del 84.24%. El OEE nominal sería del 68.17%, aceptable pero no tan bueno. 

Si se considera el OEE productivo, pensamos que es bueno (80%), pero esto es falso, la capacidad de la máquina está siendo disminuida. Se está fabricando un producto, en una máquina que podría estar fabricando 4.920 unidades por hora y sólo está fabricando 4.145. 

Conclusión

Controlar el OEE nominal es la mejor opción, no enmascarar la realidad y conocer de verdad la situación de la fábrica. Hay que tener en cuenta siempre, que un producto fabricado a una velocidad más reducida, implica un mayor coste, tiene un impacto sobre el precio final del producto.

Una forma de poder conocer el estado de la fábrica, el estado de la producción actual y la sobrecarga de la máquina, es comparar el OEE nominal vs el OEE productivo. SmartMon permite poder visualizar en tiempo real estos dos OEE y realizar, posteriormente, un estudio de ellos. Lo ideal sería que el OEE productivo y nominal fueran el mismo valor, significaría que se está usando toda la capacidad de la máquina por la cual se ha pagado. De no ser así, se podría valorar las acciones necesarias sobre el producto o máquina para poder conseguir un rendimiento más alto y aproximarnos a este OEE nominal, lo máximo posible.

Este conocimiento de los OEE, facilita la mejora continua de la fábrica. Además, ayudará a realizar mejores planes de mejora, ya que es más fácil conocer dónde están habiendo deficiencias y cómo solucionarlas.

Si aún tienes alguna duda o te interesa profundizar más en este OEE, ve a nuestra publicación sobre el OEE.