53401427 l scaled
Tabla de Contenido
¿Qué es el OEE?

Si te interesa el mundo de la máquina industrial, la fabricación en serie y la producción, seguramente has escuchado hablar del OEE, un indicador clave de para medir la eficacia de una máquina. Sus siglas OEE corresponden al término “Overall Equipment Effectiveness”, o lo que es lo mismo “Eficacia Global de Equipos Productivos”. Este indicador global sirve para cuantificar la productividad y eficiencia de los procesos productivos, es decir, ponerle un valor a la producción que está teniendo la máquina. Como consecuencia, permite recoger estos datos y analizarlos para identificar posibles ineficiencias que se producen durante el proceso de fabricación e implementar mejoras en la producción.

¿Cómo se mide el OEE?

El OEE, que se calcula en porcentaje, es el resultado de la multiplicación entre la disponibilidad, el rendimiento y la calidad.

OEE (%) = Disponibilidad (%) x Rendimiento (%) x Calidad (%)

La disponibilidad se basa en el tiempo que la máquina puede estar produciendo:

formula disponibilidad

Pongamos un ejemplo, si pensamos en una máquina que puede estar produciendo durante 10 horas, pero solo ha podido producir 8 horas debido a que ha habido un fallo eléctrico que ha durado 2 horas, la disponibilidad de esta máquina al finalizar la jornada habrá sido del 80% (8/10).  Pueden darse más casos que afecten a la disponibilidad de la máquina, como por ejemplo las averías.

El rendimiento, en cambio, mide la producción de la máquina. Para el cálculo del rendimiento se ha de comparar o bien la velocidad a la que está fabricando respecto la que debería de estar fabricando, o bien respecto el tiempo que tiene disponible para producir respecto el tiempo que se ha dedicado verdaderamente a la producción:

formula rendimiento

Para este caso, pensemos en una máquina que ha de producir 1200 unidades la hora (U/H) pero solo ha producido 600 la hora, su rendimiento será del 50%. Esto puede haberse producido debido a algún atasco, algún fallo o problema sencillo que el mismo maquinista u operario ha podido resolver, consiguiendo que la máquina no haya tenido que ser parada, pero ha hecho que la velocidad de esta sea menor, afectando así al rendimiento. Algún ejemplo de esto podría ser atascos, desviaciones de eje, empale de flejes, etc. El rendimiento también se podría calcular en función de la cantidad de piezas que debería de haber fabricado respecto a las brutas fabricadas.

Por último, se puede conocer la calidad de la máquina según la siguiente fórmula:

La calidad es el cociente entre las unidades OK y las unidades totales fabricadas

Por ejemplo, si se ha fabricado 12500 piezas, de las cuales 500 han sido merma (piezas defectuosas que no han pasado los controles de calidad), la calidad de la máquina ha sido un 96% ( 12500-500/12500) (Siendo las unidades OK= unidades totales – unidades defectuosas.).

Lo ideal es que estos tres valores (disponibilidad, rendimiento y calidad) sean del 100%. 

Si quieres conocer en detalle como se mide este OEE en función de los tipos de paro; te invito a que leas nuestro artículo «¿Cómo afectan los paros al OEE?», en él, se ha explicado todo.

En internet existe una gran cantidad de calculadoras que te ayudarán a calcular este OEE, aunque como mejor opción se encuentra la implantación de un sistema MES, que recopilará toda la información necesaria para este cálculo, consiguiendo así medir, de forma real y fiel, la eficiencia de la máquina.

¿Por qué es un indicador clave?

En primer lugar, el objetivo principal del OEE es obtener la máxima productividad y eficiencia de la maquinaria, lo que permite mejorar el retorno de la inversión (ROI) de la máquina en el menor tiempo posible.

Ayuda a reducir las pérdidas productivas, y, por lo tanto, a ser más competitivo. Además, maximiza el rendimiento de las máquinas, aumenta la calidad en los procesos y consiguientemente, se obtiene un gran ahorro de costes debido a la disminución de perdidas y mejoras en la productividad. Toda la información en tiempo real que te proporciona el OEE, la puedes utilizar para facilitar el trabajo del personal de planta.

Todo esto, y mucho más, es la razón de ser de SmartMon. Nuestra ilusión no es otra que poder ofrecer a cualquier fábrica la posibilidad de empezar esta transformación digital con nuestro software de sistema oee, el cual está en constante evolución. Si quieres saber cómo podemos ayudarte, solicita tu demo aquí, estaremos encantados de ser tu partner estratégico. Si lo prefieres, para saber más de nosotros consulta nuestro anterior artículo del blog aquí.  

Instalación real del sistema MES Smartmon para calcular el OEE

¿Cómo mejorar el OEE?

Designar un encargado

Dicha persona, tiene que velar para que se cumplan los objetivos fijados, así como implantar las estrategias necesarias que favorezcan la producción y resolver los problemas o conflictos que se puedan dar. Por otro lado, también es el encargado de explicarle al resto de empleados cómo se va a actuar y las medidas que se llevan a cabo cuando, por ejemplo, se para una máquina. Así no solo contribuye en gran medida a garantizar el éxito de la implantación, sino que también asegura que los cambios realizados se mantengan.

Monitorización y recogida de datos

Es necesario elaborar informes periódicos que recojan los datos de funcionamiento de las máquinas, de modo que se pueda ver la evolución de la producción. Estos datos, pueden ser recogidos de forma manual o de forma automatizada. Así, con la recogida de datos y la creación de informes se pueden también analizar los errores cometidos durante la producción. Todos estos datos se deben compartir con los empleados, para que entiendan que sus esfuerzos sirven y ayudan al desarrollo de la actividad. 

Notificación de las paradas realizadas

Cuando las máquinas no trabajan como deberían o cada vez que están paradas, es necesario notificarlas y dejarlas registradas, así como el motivo por el cual no han funcionado. Así, se podrán tener en cuenta a la hora de realizar ajustes y cambios en la producción, ya que para mejorar el OEE, también hay que saber por qué se ha producido la parada. 

Adaptar el OEE a la producción

Se debe analizar cada una de las etapas en la producción para eliminar, reforzar y mejorar los puntos en los que se generan pérdidas, denominados como las Seis Grandes Pérdidas. Además, un modelo adaptado a tu negocio te permitirá sacarle el máximo partido.

Implantar un sistema MES

Una de las formas más eficaces de mejorar este OEE es mediante el uso de un sistema MES, una plataforma para el control de la producción en tiempo real que te ayudará a realizar todas las acciones descritas en este apartado: agilizar la toma de datos, registrar los paros (momento y duración exacta), imputar motivos de las incidencias, etc. Conoce Smartmon, un sistema MES que te ayudará a conseguir todo esto:

En definitiva, ahora que ya conoces los principales detalles acerca de la OEE, ya los puedes implantar en tu producción y sacarle el máximo partido. La revolución se llama Industria 4.0.

47dcda7c5e9cc5865701752697b919ea?s=96&d=mm&r=g

Sandra Monge

Product Engineer

Publicado el 9 noviembre, 2021

Otros artículos que podrían interesarte: